Carlos Baier (Rancagua, 1971-)

Nació en la ciudad de Rancagua el 13 de Noviembre de 1971, donde cursó casi toda su enseñanza básica y media en el Instituto O´higgins de los Hermanos Maristas. En 1991 ingresa a estudiar periodismo en la Universidad Nacional Andres Bello. En 1992, recibe la Beca Fundación Pablo Neruda para participar en su taller de poesía anual. En 1997, recibe también la beca Talleres José Donoso a cargo de la Biblioteca Nacional. Es co-autor junto a Cristián Basso, de la antología de poesía, 22 voces de la novissima poesía chilena (Ed. Tiempo Nuevo, 1994). Figura en diversas antologías nacionales.

Yo sé que hable contigo en lo oscuro

Yo sé que hablé contigo en lo oscuro
Que te llamé en la oscuridad
Cuando todo era principio tan sólo iniciación
Cuando todo era también el final de los tiempos
Yo sé que hablé contigo en lo oscuro
Yo sé que te hice verbo
Cuando la luz era sólo de los condenados
Temblados desnudos en el piso de los mataderos
Cuando fui el verbo que te habló
Te hizo mariposa o águila o cuervo
Hablé en el murmullo que hay en lo oscuro
Toqué tus labios gruesos con dos lenguas saladas
Fui palpando tu cuerpo en lo oscuro con una hoja de olivo
Que no es de este mundo
Yo sé que hablé contigo en lo oscuro.


Perdí mis dos manos escribiendo poesía para ti mujer

Perdí mis dos manos escribiendo poesía,
para ti, mujer; manco,
cojo de arriba; las he perdido las dos
en el aire,
izquierda y derecha
en lo oscuro. Se me fueron a las nubes, y más arriba todavía
en el intento se me fueron las dos manos a la cresta; las
mandé de un solo
tajo, arriba del Globo.
Perdí mis dos manos escribiendo por ti diez poemas a
la vez que no valían
ni 1$,
femme delgada, y
oscura:leona:pantera loca, y
todo para qué: botado a la semana; excusa
y más excusa: mal parida,
te bastaron sólo 7
para dejar botado a este chileno enamorado hasta las
patas de tus ojos redondos como el horizonte; la cuestión
es que las perdí de hambre, de desaparición: se volaron:
se arrugaron: se recogieron mis manos sudorosas
que escribieron en tu cuerpo toda la luz.
Arriba del mundo se abrieron de pronto
señalándote con el dedo
Índice.

El secreto

Un punto aparte en la línea de la vida. La Belleza
completa con la Nada, con un signo que ilumina los
vacíos,
hasta abrir

la Vista.


Sangría

Broto, broto, broto, broto

como una flecha
saliendo por el mundo.

2 comentarios:

letras criollas dijo...

Ni un brillo, poetas culiaos. Están muy lejos.

letras criollas dijo...

Están muy lejos de su propia escritura, si es que existe tal. Sus letras se caen desesperanzadas. Mejor dejen de escribir y dedíquense a la venta de artículos al por menor o a regar las plantitas del jardín que jamás han sembrado, chuchasdesumadre.

Publicar un comentario en la entrada