Isabel Gómez (Curicó, 1959-)

Isabel Gómez nace en Curicó Chile 1959. Cursó estudios de Pedagogía y Licenciatura en Educación en la Universidad de Los Lagos, Sede Santiago. Actualmente cursa el Tercer Semestre del Magíster en Ciencias de la Educación en la misma Universidad.
Ha editado 6 libros de poesía: “Un crudo paseo por la sonrisa”. Ediciones M.D.
1986. “Pubisterio”. Ediciones Literatura Alternativa. 1990. “Versos de escalera”. Ediciones M.D. 1994. “Perfil de muros”. Ediciones Logos 1998. “Boca pálida”. Ediciones Logos 2003. “Dasein”. Editorial Cuarto Propio 2006. Su poesía ha sido difundida en Antologías y revistas de Chile y el extranjero. En 1997 recibe el premio Pablo Neruda. Otorgado por la Fundación Neruda.

Boca Pátrida

… He vuelto a este lugar
donde nadie me espera
Tanta nostalgia impide ordenar mi cuerpo
como dos palabras muertas
después del sueño

Entierro mis ojos en la nada
a la intemperie de ti
Soy un espectáculo de sombras
oscureciendo el paisaje
Seguramente naceré de nuevo
porque el territorio es también
mi rabia

Este monólogo de sombras
me traen la tardanza del mundo
Hoy
ni una palabra me nombra
tendré que recoger mis huesos
en otro ataúd

He recorrido la historia de los dioses
y me he detenido en sus tumbas
sólo para recordar
pero han olvidado nuestros nombres
y se alejan en alguna memoria
que los hombres ocultan
sólo para hacer más oscura la noche

Aleja esta hora
donde la palidez
reúne mis lágrimas
Aleja el frío de esta boca
he cambiado la dirección de esta ausencia
No quiero verte
bórrame este mundo que escribo
bórrame las palabras para no pensar
borra esta imperfecta fotografía de mí
haz que olvide
y entierre este cuerpo

He equivocado todas las palabras
la complicidad del mundo
deteriora aún más el silencio
Madre
simularé que vuelvo
de tu cansada sangre
al final de esta piel el miedo me sepulta
me deja a orillas de tu voz
en el rebrote de cualquier pereza
Madre no dejes que arrastre
más muerte a mi sombra

Las voces envejecen sin escucharse
las voces envejecen
sin escucharse

Voy a dejar mi rabia lejos de ti
Chile
he guardado en tu alma mi nombre
para que no sangre
No dejarás que este charco de olvido
cubra mis sueños

Los huesos de la libertad
me sepultan
bajo este pedazo de tierra
que comienza a crecer de mi cuerpo

Madre
Pon tus labios sobre mi corazón.

Versos de escalera

VI

El secreto
ahueca la palabra
Somos dos
con un número triste en la boca
Delito que se piensa
así mismo
cuerpo abajo
señalado
como una sombra en la sombra.

IX

Temo la palabra oculta
huyendo de ti
a medianoche

Palabra impune
acuñada al vicio de abrazarte
festiva como entonces
festiva

Boca pálida ( Homenaje a las mujeres detenidas desaparecidas)


El poema se oculta moribundo
acaso alguien lo escuche
y termine este insomnio de cadáveres

Mi repetido gesto en la desgracia
tu lengua
fingiendo un mundo a quien amar.


.....
Se maquilla su rostro
con la tristeza que dejamos
hunde el ojo
en la sucia línea de la carne
y se aleja
como una ceremonia
demasiado cansada para aplaudir.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada